jueves, 3 de enero de 2008

Huele a nuevo



Señoras y señores, niñas y niños, lectores ocasionales, perdidos, anónimos y etcéteras agregados:


Ya está aquí, ya tiene nombre, ya puedo sentirlo. Es el 2008 y sepa pepa qué tantas sorpresas nos traiga el destino!
Eso de andar esperando a que pasen las cosas no es lo mío así que a celebrar, a vivir, a soñar y a seguir cantando y escribiendo que esto no se acaba pero nos va matando cada día. Estará de sobra desearles lo mejor, yo que más quisiera pero no los conozco a todos y a los que si pues ya saben de antemano que estaremos juntos y felices como siempre, que nos faltan muchos tragos y hartas pachangas. ¿Mis propósitos? Uff, tengo un montón y no malgastaré tantas líneas en enumerarlos, así sirve para que nadie me reclame a fin de año. Felicidades a todos amen.


PS. Saluuuuuú

2 comentarios:

Ritch *.!! dijo...

Holas!!

Felices días [de esos que vienen a continuación].
Deseamos [hay ocasiones en que hablo en plurar, no le des mucha importancia] hartos días llenos de colores tenues para ti.
Guarda bien el crayón blanco -por si algún día te sale gris.-

:)

beno dijo...

a mí me dan hueva los propósitos... creo que nomás tengo uno: dejar de poner comentarios en los blogs de quien no me comenta!! ¬¬