jueves, 6 de marzo de 2008

Sucedió


Hace algún tiempo se me ocurrió que las horas no deberían pasar tan sin sentido. Comencé a hacer cosas que no hacía, salir a caminar por las calles de mi colonia, por ejemplo; descubrí muchas cosas, debo admitir que hasta entonces ignoraba la velocidad con la que todo cambia. Estos paseos trajeron como consecuencia nuevas personas a mi vida, amigos que hasta ahora no me han defraudado pero que fueron cómplices de mi transformación.
Poco a poco fui dejándome llevar por la marea, siempre es lo más fácil, lo cómodo, ir amoldando tu vida a las circunstancias. Antes era bastante meticulosa, tenía todo controlado, las horas de comer, de trabajar, de dormir; hasta cierto punto esa vida rutinaria me daba la estabilidad que según yo “me hacía feliz”. Pero en aquél tiempo era otra, muy diferente. En cuanto me vi envuelta en mi perfecto y bien planeado vivir, no lo pensé tanto como tú lo supusiste, no, fue más bien algo que tenía que sucederme y, bueno, sucedió. Es sólo que cada vez estoy más sola. Al principio no me daba cuenta, me divertía demasiado y pasaban cosas que nunca hubiera creído, mis amigos, creo que ya te platiqué de ellos no? me invitaban a fiestas increíbles a paseos deliciosos en los que de repente se hacía de noche y jugábamos a perdernos en las calles, a encontrar espejos en las caras de las gentes, a tirarnos boca arriba sobre nuestra sombra o a volar, sí, volar… yo nunca pude, pero lo intenté no? Ahora mírame. La felicidad no es eterna sabes? cada vez me dura menos ¿hace cuanto que estamos aquí?
La mujer se levantó y me mandó un beso, siguió de largo mientras sus ojos se perdían en un placer casi puro. Creo que sí vuela, es sólo que no se acuerda y esa vez me pareció que ya no lo hace con tanta frecuencia. Si yo fuera ella lucharía contra mi razón. Su libertad no le hace daño a nadie. ¿No te gustaría estar loco?
PS. Ya coperen para mi compu nueva no?

9 comentarios:

didi dijo...

asi es la vida de repente tenemos que amoldarnos a las circunstancias y a veces obtenemos resultados favorables.
solo pasaba por los blog y espero este comentario no te moleste o.k
:P

Banjú -el memorioso- dijo...

Pinches viejitos locos, no les hagas caso, siempre te cuentan cosas falsas, la demencia senil, tú sabes. Yo por eso ya lo decidí, seré joven toda mi vida

beno dijo...

por qué los artistas están peleados con la razón??

Sam dijo...

Hola mujer: Pensé que la próxima vez te encontraría en un congreso de semiótica o algo así, no en un bar. Saludos (la más hermosa de Gto.jaja)

EL TREMOLO FLANGER dijo...

Lo mejor es dejarse llevar. Siempre suele ser lo más cómodo. Dejarse arrastra por la marea.

Un chingoo de razón. Pero no es lo mismo a convertirse en un borrego social. Siempre hay que navegar; dejarnos arrastrar por la marea, pero con nuestra pinche banderita bien en alto. Que se den cuanta que podemos ser peligrosos, que somos diferentes, y que la autonomía nos gobierna.

Saludos!!

Mielina dijo...

Yo creo que la felicidad es algo que vamos construyendo a lo largo de la vida.

El tema de la locura todavía no lo resuelvo.

Saludos.

Leo Ávila dijo...

Ya estoy loco,
por ti.

Jesús Mtz dijo...

_orale un aventado q esta loco por ti, puedo decir q la felicidad esta en uno mismo...

Un saludo nena !!!

Cicuta drinker dijo...

loco yo? no, realmente no. ah, por cierto esa foto me gusta!...la libertad no nos hace bien, a nadie le hace bien...:( un beso y pase al bar...ya sabe qeu siempre hay lugar para vos.