miércoles, 11 de junio de 2008

II


Qué difícil la vida últimamente. Antes de ayer, el tiempo, el presente infinito sin más me dejaba recorrerlo a mi antojo. Casi se me ocurre abarcar el universo pero no, eso parecía bastante complicado así que preferí inventarme uno y aquí estoy a poco más de un año tratando de construirlo, tratando de describirlo, de no dejarlo. Ahora quisiera deslizar estos dedos lo mejor posible, lo más rápido, o por lo menos lo más seguido. De mientras y casi a cuenta gotas, seguiré arrojando letras de mis dedos, a lo mejor en una de esas caen como las sueño, a lo mejor se me resbalan y terminan por distraer, por qué no, a uno o dos anónimos más.

8 comentarios:

Jesús Mtz dijo...

Zaz la bala pasa sin nunca saber quien lo recibira...

Saludos

JLuis dijo...

Hola, tal vez soñar no cuesta nada, pero para que se te haga realidad solo hay que hacer una cosa...creer en ese sueño...
Saludos

Amapola dijo...

Sandy acabo de ver tu comentario en el de los insultos, note molestes, no vale la pena es lo que pretende....es un pobre infeliz que necesia que le presten atención sin más, saludos y ánimo, bonito blog.

Sandra dijo...

aloha!!!! estoy de vuelta, mas confundida ke nunca... pero estoy...
mil gracias por nunca dejar de reinventar tu blog... me fascina la buena actitud... te espero con nuevo post!!
un beso

Cache dijo...

Vaya!! Hasta que te encontraste! Ya casi un mes! Espero que te dejes de perder y empieces con lo tuyo, a crear se ha dicho!

El Secreto Del Mundo dijo...

Hola Sandy, respecto al comentario que has recibido de AARÓN BISIMAR, decirte que yo tambien lo he recibido, esta persona se dedica a copiar el escrito y pegarlo de blog en blog.
(Se vé que no tiene nada mejor que hacer)

Solamente poner en "sobre aviso" a la demás gente que comenta en los blogs.
Un beso

Mielina dijo...

Chale, que bueno que está de vuelta. Jijiji, te diría que publiques más seguido, pero yo ando en las mismas.

Arevalo dijo...

Hola.

Es la primera vez que visito tu blog. Me gusta la selección de imágenes que tienes. Prometo regresar.

Hasta luego.