lunes, 19 de julio de 2010

Dieciséis


Cuando era niña soñaba grandes cosas, por alguna razón siempre he sentido que vine al mundo para hacer algo grande, para ser algo grande. Nunca había reparado en que mis planes de algún modo llegaban sólo hasta la universidad, después de eso el trabajo y la vida, nunca supe qué vida. Hoy que casi he vivido un cuarto de siglo, que he seguido el curso normal de las cosas, no sé si voy por buen camino. Las consecuencias de todo lo que hago a veces van mucho más lejos de lo que espero, a veces me llevan a otras cosas y a otras tantas que no esperaba, cosas, actos, todo me da la sensación de que estoy perdida entre tanto que he hecho y todo lo que cada día pareciera no voy a hacer; pero sigo siendo, sigo haciendo. Hoy ya no sé, de verdad hoy ya no sé hacia dónde ir, no estoy segura de mi próximo movimiento. Hoy me gustaría tener dieciséis y volver a soñar con todo esto.

1 comentario:

Pool dijo...

ay sandy, me hiciste llorar, kreo ke me siento igual :(, un poco perdido, la vida de adulto consume los sueños :(